Venezuela aún adeuda $16.731 millones a China tras cientos de acuerdos

Comparte

«Las alianzas económicas y políticas con China permitieron que los gobiernos de Hugo Chávez y de Nicolás Maduro recibieran más 68.000 millones de dólares del país asiático, pero la promesa de desarrollo económico y social para Venezuela con este flujo de recursos, no fue cumplida«, así se desprende de un informe presentado por Transparencia Venezuela, organización no gubernamental que analizó la relación económica y política entre China y Venezuela desde 1999 hasta 2019.

De los más importantes hallazgos de esta investigación destaca que el país aún le adeuda a la nación asiática unos $16.731 millones, lo que significa 57% del presupuesto venezolano.

«Solo a través del Fondo Conjunto Chino Venezolano y del Fondo Gran Volumen Largo Plazo se recibieron $50.240 millones. Según datos aportados por una fuente extraoficial del Bandes, se adeudan $16.731 millones para finales de 2019, cifra que casi triplica las reservas internacionales de Venezuela para julio de 2020», resalta el informe «Negocios chinos, acuerdos que socavaron la democracia».

Para la firma de los acuerdos, China exigió cuatro reglas poco favorables para Venezuela, de acuerdo a lo que se desprende de la investigación: la primera fue una condición política y estuvo enmarcada en el reconocimiento de «Una sola China» y acto seguido, Venezuela suspendió las visas de representantes de Taiwán; la segunda fue la «arraigada» que consistió en la contratación de su tecnología, productos y trabajadores chinos; con la condición «emergente», Venezuela se comprometió a pagar la mayoría de los préstamos con envíos de petróleo; mientras que la cuarta exigencia fue la «confidencialidad» de los acuerdos, lo que está prohibido por las leyes venezolanas.

«La relación entre China y Venezuela dejó ganancias y pérdidas para el país asiático y un balance negativo para la sociedad venezolana. En los haberes, se cuentan: decadencia en la industria petrolera, la principal del país, y de la actividad económica en general; fracaso de proyectos conjuntos que afectaron el acceso a servicios esenciales, asimetría en los mercados, en contra de empresas y trabajadores nacionales; reprimarización de la economía y una crítica situación en las finanzas públicas», recalcó Transparencia Venezuela en su informe.

China firmó un total de 470 acuerdos con Venezuela y se realizaron 16 reuniones de la Comisión mixta de alto nivel entre China y Venezuela entre los años 2001 y 2018. Además tuvo presencia en el país con 90 empresas y entes públicos para la ejecución de los proyectos en diferentes sectores, aunque éstos se concentaron en el área energética y transporte.

Por otra parte, Venezuela envío a China 373.300 barriles diarios de petróleo entre los años 2007 y 2016, como parte de pago por los préstamos. Mientras que en 2015, las cargas se elevaron a 627.000 barriles diarios.

«Facilitó a los gobiernos de Chávez y Maduro acceso a ingentes recursos que contribuyeron en la desinstitucionalización del país, el financiamiento de programas clientelares, y proyectos con utilidades, especialmente, para el sector castrense; creciente opacidad, corrupción y represión, como pilares de su permanencia en el poder», indicó Transparencia.

Destaca la ONG que desde ek alto gobierno se informó de 790 proyectos firmados entre ambos países, pero de ellos es casi inexistente la información. Sin embargo, se sabe que tuvieron el visto bueno de la Asamblea Nacional en ese tiempo dominada por el oficialismo. En el informe se detallan 15 proyectos fallidos en los que se gastaron al menos $19.600 millones, entre ellos, la construcción de la planta Termocarabobo y el ferrocarril Tinaco-Anaco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *