Se mató Otilio «El Iluminado de Coro» (1982)

Comparte

El miércoles 21 de marzo del año 1982 una noticia conmoviera la ciudad de coro. SE MATÓ OTILIO. El iluminado como lo conocerán buena parte de los corianos tenía fama de curar milagrosamente. Su casa de habitación en la calle Libertad fue cita de señoras de alta sociedad y gente de diferentes estratos sociales al conocerse la noticia del fatal fallecimiento de OTILIO.


Otilio Colina de 48 años era natural de la sierra falconiana pero residía en la calle libertad de Coro, era muy famoso en la capital falconiana a principios de la década de los 80 por sus curaciones milagrosas.

En horas de la mañana recibió una llamada telefónica donde le informaron que su señora madre estaba enferma de gravedad en Cabimas en el estado Zulia. Otilio colgó la llamada y preparó todo para partir de inmediato al estado vecino. Tomó una muda de ropa, algunos objetos personales y emprendió la ida en un LTD de su propiedad.

Pero ya en el trayecto al estado Zulia muy cerca de la estación de servicio “La Primavera” en Dabajuro tuvo un accidente de tránsito. Su cadáver fue trasladado de manera inmediata a la morgue del hospital General de Coro para la necropsia de ley decía la nota de prensa en el diario La Mañana.

Informaba la redacción del diario La Mañana, que hasta las seis y treinta de la tarde (hora del cierre) las autoridades de tránsito terrestres ni las policiales no habían procesado oficialmente el lamentable deceso.

En la que fuera su casa de habitación se escenificó una consternación y dolor donde gente de todos los estratos sociales de Coro asistieron para consolar a su viuda e hijos.

En una sentida manifestación el cuerpo de Otilio Colina “el Iluminado de Coro” fue llevado en hombros por una multitud de amigos, y conocidos . Otilio falleció trágicamente en un accidente de tránsito en la carretera Falcon-Zulia al volcar aparatosamente su vehiculo un LTD. Su acompañante Gustavo Chirinos resultó herido y se encuentra recluido en el Hospital General de Coro.

Chirinos presentó fractura de cúbito y radio de ambos miembros indica la nota de prensa del diario LA MAÑANA, y había sido sometido a varias intervenciones quirúrgicas para poder salvarle la vida o dejarlo inválido.

El parte médico fue dado a los periodistas por parte del personal de galenos del hospital donde el paciente es objeto permanente de atención médica.

Ayer cuando Otilio Colina era llevado en hombros desde su casa de habitación al campo santo de Coro, se comentaba entre todos sus amigos que Otilio siempre les decía cada mañana “estoy viviendo con el favor de dios pero no llegaré a los 50 años”.

Esas proféticas palabras se cumplieron al pie de la letra, su destino ya estaba fijado, allegados argumentaban que por esa razón él dedicaba todos los días amar y sanar al prójimo.

La nota de prensa destacaba testimonios de las personas que iban llegando al sepelio de Otilio, una afirmó al periodista que Otilio era un ferviente devoto de Jesús de Nazareth, católico a carta cabal, con facultades milagrosas para sanar y para ellos existen testimonios y pruebas en toda la ciudad y el país.

En busca de ayuda para sus males, la gente acudía de toda venezuela a Otilio Colina un serrano nativo de la Cruz de TaraTara que un dia decidió bajar y establecerse en Coro para ayudar a su gente.


Cita: Abraham Lincoln alguna vez dijo, “Lo que cuenta al final no son los años de tu vida, sino la vida en tus años.”

Toda la Fuente informativa de este reportaje pertenece ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE a la Hemeroteca del Diario La Mañana

Producción y Redacción: Mario Pialli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *