Polacos votaron este domingo entre medidas de higiene y fuerte polarización política

Comparte

Las elecciones presidenciales de los polacos registraron este domingo una participación media en los más de 25.000 colegios electorales abiertos por todo el país, un dato que el presidente de la Comisión Electoral, Sylwester Marciniak, calificó de buena noticia.

Marciniak proporcionó las cifras en rueda de prensa, tras verificar que la afluencia en la mañana fue alta, aunque matizó que las colas que se formaron ante algunos centros podrían deberse a que los ciudadanos quieren votar pronto debido a las elevadas temperaturas que se están registrando.

Además, las restricciones de aforo con motivo del coronavirus también contribuyeron a ralentizar en algunos casos el acceso de los votantes a las urnas.

El actual presidente de Polonia, el ultraconservador Andrzej Duda, parte con diez puntos de ventaja en las encuestas sobre su principal competidor, el liberal Rafal Trzaskowski, pero ambos empatarían en la segunda vuelta, inevitable si ninguno consigue el 50% de los votos.

En Varsovia, donde desde primera hora de la mañana del domingo reinó un calor abrasador, 29% de los polacos del censo había acudido ya a votar antes de las doce del mediodía, cinco horas después de que los colegios electorales abrieran sus puertas, lo que podría indicar una alta movilización del electorado.

«Si cambia el presidente, cambiará todo. Porque ahora, como el presidente y el Gobierno pertenecen al mismo partido, ellos lo deciden todo y no tenemos ninguna influencia», comenta Agata Motyka, una joven diseñadora de interiores.

Se trata de una las primeras elecciones que se celebran en Europa desde que estalló la pandemia de coronavirus, pero los polacos se sienten protegidos gracias a las medidas de higiene y su principal preocupación, según afirman, es el futuro que afronta el país, profundamente dividido.

Tal y como había ordenado la Comisión Electoral Nacional y el Ministerio de Sanidad, todos los electores acuden a los centros de votación provistos de mascarillas, y, en algunos casos, de protectores faciales de plástico y guantes

Por los corredores del instituto de secundaria nº 83 hay distribuidos dispensadores de gel desinfectante y señales que indican que el aforo máximo del salón de actos, donde se ha instalado la urna, es de diez personas como máximo al mismo tiempo.

Con información de El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *