Microsoft y SpaceX de Elon Musk se unen para atraer a los clientes a la nube espacial

Comparte

Microsoft Corp se está asociando con SpaceX del empresario multimillonario Elon Musk y con otros para expandir su plataforma de computación en nube al espacio, dijo el martes el gigante del software.

La sociedad permitirá a Microsoft conectar su plataforma de computación en nube Azure con la red de satélites de órbita terrestre baja de SpaceX, ofreciendo a la compañía de software una ventaja en su batalla con la plataforma en nube rival de Amazon.com Inc, del empresario Jeff Bezos.

Las compañías de computación en nube han visto un aumento de la demanda este año, ya que más empresas usan sus servicios para cambiar al trabajo desde casa debido a la pandemia del COVID-19.

Microsoft en los últimos meses ha probado su nube Azure con satélites en el espacio, y en septiembre reveló su empresa Azure Space, aprovechando la demanda de servicios espaciales con gran cantidad de datos.

Los servicios incluyen “predicción y seguimiento de desastres, mayor visibilidad de las cadenas de suministro y la actividad económica, y muchos otros”, ha dicho la empresa en los expedientes al regulador de Estados Unidos.

“Donde tenga sentido, trabajaremos con ustedes, vendiendo a nuestros clientes mutuos, vendiendo a nuevas empresas y futuros clientes, y básicamente llevaremos el poder de la conectividad de Starlink a la infraestructura de Azure”, dijo la presidenta de SpaceX, Gwynne Shotwell, a Tom Keane, vicepresidente de Azure Global, en un video promocional.

SpaceX, conocido por sus cohetes, está aumentando la producción de satélites para Starlink, una creciente constelación de cientos de satélites que transmiten por Internet y que Musk espera que generen suficientes ingresos para ayudar a financiar los objetivos interplanetarios de SpaceX.

A principios de este mes, SpaceX ganó un contrato de 149 millones de dólares para construir satélites de rastreo de misiles para el Pentágono, su primer contrato gubernamental para construir en el sector.

Bezos, cuya compañía espacial Blue Origin tiene como objetivo el lanzamiento de su cohete New Glenn en 2021, planea desplegar una constelación de 3.236 satélites, que rivaliza con Starlink de SpaceX, y que se llama Proyecto Kuiper.

Con información de Tal Cual/Reuters

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *