Maduro desestima imputación penal de la Fiscalía de EE.UU. y denuncia la ‘gesta de un golpe de Estado’

Comparte

La Fiscalía General de Estados Unidos presentó este jueves cargos penales contra el régimen de Nicolás Maduro y otras personalidades de su gobierno por narcotráfico, lavado de dinero y convivencia con la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC).

William Barr, quien dirige el Departamento de Justicia de EE.UU., indicó que se estarán ofreciendo recompensas a partir de 15 millones de dólares a todo aquel que pueda dar información que conduzca a la detención de Maduro u otras figuras como Diosdado Cabello, Tarek El Aissami, Maikel Moreno, Vladimir Padrino López, Hugo El Pollo Carvajal y Clíver Alcalá Cordones.

“La imputación de Maduro y los demás acusados por supuesta conspiración para inundar Estados Unidos de cocaína implica a la extremadamente violenta organización terrorista de las FARC”, manifestó el fiscal general.

También señaló que Maduro le ofreció protección política y militar a las FARC, además de entregarles armamento para enfrentar al Estado colombiano a cambio de que fueran su proveedor. En esta operación se introdujeron entre 200 y 250 toneladas de cocaína anualmente en territorio americano a través de rutas terrestres y marítimas.

A raíz de estas acusaciones, Maduro reafirmó que desde Estados Unidos y Colombia se está gestando una supuesta conspiración para atentar con la estabilidad de Venezuela. “Ratifico mi denuncia. Desde Estados Unidos y Colombia han dado la orden de llenar de violencia a Venezuela”.

Asimismo, a través de su gabinete, publicó un comunicado donde desestiman las declaraciones del fiscal general Barr y señalan que se está trabajando en un golpe de Estado en el país. “En momentos en que la humanidad se encuentra enfrentando la más feroz de las pandemias, el gobierno de Donald Trump vuelve a arremeter contra el pueblo de Venezuela y sus instituciones democráticas, utilizando una nueva modalidad de golpe de Estado sobre la base de acusaciones miserables”, refiere el comunicado.

Contra Guaidó…

Además de las respuestas verbales, la Fiscalía de la república ordenó la apertura de una investigación contra el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó, por presuntamente participar en un intento de golpe de Estado contra Maduro.

Así lo informó Tarek William Saab, fiscal general, a través de su cuenta de Twitter, donde además señala a Clíver Alcalá como implicado en esta operación.

“Urgente, informo a la opinión pública que el Ministerio Público ha abierto una investigación contra Guaidó, Cliver Alcalá y demás colaboradores. Este intento de golpe de Estado habría sido planificado en la República de Colombia con el apoyo de asesores estadounidenses y con dinero robado al Estado venezolano, según palabras del propio Clíver Alcalá difundidas este mismo jueves”, aseveró.

Clíver Alcalá sirvió como general de las Fuerzas Armadas, fue jefe de la Red de Defensa Integral (REDI) en la región Guayana y llegó a ser uno de los hombres de alta confianza de Hugo Chávez.

Según un reportaje de AP sobre los hechos del 23 de febrero de 2019 y el ingreso de la ayuda humanitaria, Alcalá Cordones tenía la intención de desplegar un convoy militar para entrar a Venezuela, movida que fue impedida por las autoridades colombianas.

El mayor general en una entrevista dada este jueves en W Radio de Colombia, admitió que se había acordado una operación para deponer a Nicolás Maduro con el conocimiento del presidente del Parlamento venezolano. Señaló que existe un contrato donde aparecen las firmas de Guaidó y J.J. y que la operación militar se hizo con apoyo de agentes norteamericanos.

Sin embargo, manifestó que el líder opositor no tenía conocimiento de cómo se llevaría a cabo la operación: “Lo único que conocía era el objetivo, la finalidad. Toda las operaciones anteriores habían fracasado por ese entorno corrupto alrededor de la política venezolana”.

También reconoció que las autoridades colombianas desconocían esta planificación: “Por supuesto, por el tema de la soberanía de Colombia no se les podía informar sobre ello porque no lo iban a permitir. Ni el presidente Duque ni las autoridades de inteligencia. A ellos se le informaron hace 48 horas por mi persona”.

Con estas declaraciones, Alcalá Cordones contradice al ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, quien denunció a Iván Duque por servir de cómplice en la gesta de un supuesto golpe de Estado.

Oposición reitera el llamado a la FANB

En un comunicado publicado a través del Centro de Comunicaciones Presidencial, Juan Guaidó, respaldó las acusaciones realizadas por el Departamento de Justicia de EE.UU. e indica que esto ayudará al país en la búsqueda de la liberación del país del “sistema criminal” que ha gobernado durante más de 20 años.

A su vez, manifiesta que mientras Maduro siga en el poder no se podrá conseguir el financiamiento internacional necesario para resolver la emergencia humanitaria compleja y enfrentar la pandemia del Covid-19 que azota al mundo actualmente.

“Ya nadie puede tener dudas: no hay posibilidad de conseguir el auxilio financiero internacional que requiere el país ante la destrucción y pandemia mientras el Cartel de Maduro esté en Miraflores”, establece Guaidó en el comunicado.

Asimismo, Julio Borges, ministro para las Relaciones Exteriores, ha solicitado a la Fuerza Armada Nacional Bolivariana que escuche con atención el mensaje dado por Estados Unidos.

“Tiene que ser un antes y un después para que la Venezuela decente, que es la mayoría, tenga derecho a progresar en libertad y con dignidad”, dijo mediante un video que circula por las redes sociales.

“La conexión de Maduro con el crimen organizado y con las FARC explican la pobreza, la destrucción y la imposibilidad de enfrentar tragedias como las que hoy se viven. Esto corrobora la lucha de muchísimos venezolanos que llevamos años denunciando el narcoestado en Venezuela”, añadió.

Este hecho se añade como complemento a las numerosas sanciones que ha dictado Estados Unidos en contra del gobierno de facto de Maduro y altos cargos que forman parte de él, denunciando su participación en el narcotráfico, corrupción y violaciones de derechos humanos. Sin embargo, estos cargos penales suponen un salto en la ofensiva para lograr la salida del régimen y lograr unas elecciones libres y transparentes que permitan elegir al gobierno de transición.

Donald Trump se convirtió en el principal aliado de Guaidó tras reconocerlo como presidente interino de Venezuela y desde entonces, ha prometido aumentar la presión sobre Maduro para que se dé el paso a una transición democrática.

Con información del Correo Del Caroní

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *