Madres protestaron por muerte de cinco niños del servicio de Nefrología del JM de los Ríos

Comparte

Vestidas de negro como símbolo de luto, con pancartas, consignas y las denuncias habituales, madres y cuidadoras de los pacientes del hospital pediátrico José Manuel de los Ríos, protestaron a las puertas del centro de salud este 3 de mayo, por el fallecimiento de cinco niños en menos de 15 días.

Entre el miércoles 21 de abril y el sábado 1 de mayo, la ONG, Prepara Familia registró la muerte de Elián Graterol, de dos años; Anastasia Delgado, de ocho años; Jeandel Silva, de 14 años; Jhojanyerlis Camejo, de ocho años y Samira Oyer, de cinco meses. Todos los niños y adolescentes fallecidos pertenecían al servicio de Nefrología.

Al respecto la presidenta de Prepara Familia Katherine Martínez, recordó que los pacientes del JM de Ríos, están amparados por medidas cautelares de protección, otorgadas por la C Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en 2018.

Durante la protesta de este lunes, madres de los pacientes manifestaron que sus hijos tienen miedo de continuar su tratamiento el servicio de Nefrología Tal es el caso de Winder Rangel quien teme ir a dializarse, luego de que dejaran de asistir sus compañeros fallecidos.

Isabel Arrellano madre del niño, manifestó que las muertes de los pacientes podrían haberse evitado, pese a que, por las precarias condiciones del hospital, los pacientes están en permanente riesgo de contraer bacterias y contaminarse, reseñó prepara familia en su

Deficiencias en el JM

Además del incremento de decesos entre los pacientes del servicio de Nefrología, las madres que acudieron a la protesta denunciaron otras precariedades que reducen la operatividad del centro. Por ejemplo de 15 máquinas de diálisis, solo funcionan seis.

Si bien el centro de salud mantiene abiertos 31 de 34 servicios, estos funcionan a media máquina y de forma muy precarias, «están en el olvido», dijo a TalCual, Katherine Martínez.

Además de las deficiencias en el servicio de nefrología, el hospital otrora una referencia nacional, en la actualidad muestra una infraestura deteriorada y carencia de servicios básicos como un laboratorio para realizarle a los pacientes sus exámenes de control, lo que implica que son las madres y representantes, quienes deben cubrir los gastos e insumos médicos por su cuenta. Muchas veces sin tener cómo pagarlos.

Bajo este situación las patologías de base de los niños del JM de los Ríos siguen agravando su estado, “se han ido complicando y lamentablemente terminarán falleciendo en sus casas, y ni nos enteraremos. Eso es lo que va terminar ocurriendo”, finaliza Katherine Martínez.

Con Información de Tal Cual


Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *