Hausmann: “Al país lo recuperan 30 millones de personas”

Comparte

Ricardo Hausmann no cree en mesías. Está claro en que la recuperación de Venezuela pasa por empoderar a la ciudadanía. “Al país lo recuperan 30 millones de personas y no tres ilustres en el gobierno”, indicó.

“Hay que devolverles sus derechos para que puedan actuar”, agregó.

Señaló que un proceso de este tipo involucra mucha gente realizando cosas. “Deben pensar que las pueden hacer, que pueden soñar”, manifestó.

Citó un documento que trabajó con José Ignacio Hernández, procurador especial de la República, que se llama la Ley Omnibús, que considera importante en la transición, “Es una ley que se para en muchas de las leyes que nos dio el chavismo y las va reformulando para recrear una economía de mercado”, explicó.

Recalcó que la legislación que se acumuló en estos últimos 20 años no permite el funcionamiento de una economía donde la gente esté empoderada, por lo que hay que cambiarla.

La actividad petrolera

La segunda cosa que tiene que estar en toda reforma es la recuperación de la actividad petrolera, señaló.

“La recuperación se tiene que dar sin dinero público. Allí hay que redefinir entonces los derechos de propiedad, por eso hay que crear una nueva Ley Orgánica de Hidrocarburos, que me gusta por donde va, ya que separa los roles de productor y terrateniente del Estado y lo convierte en un terrateniente inteligente, creíble, serio, a través de una agencia nacional de hidrocarburos y esa agencia asigna los recursos del país para que pueda maximizar el valor presente neto de los flujos de caja que se puedan generar en la actividad petrolera”, afirmó.

Explicó que el valor presente neto involucra el precio del petróleo, la cantidad de crudo y la participación del gobierno. “La ley da la flexibilidad para que una buena agencia nacional de hidrocarburos haga una tarea adecuada”, subrayó.

La deuda

Hausmann dijo que Venezuela es un país quebrado con una deuda que es impagable, lo que quiere decir que se va a tener que reestructurar.

“Va a ser una exigencia de la comunidad internacional, que nos va a querer ayudar pero que le va a preocupar que la deuda vieja reestructurada más la deuda nueva, que vamos a necesitar, la suma de las dos nos dé un monto de deuda que sea sostenible para el país”, aclaró.

“El déficit fiscal ampliado, incluido el subsidio a la gasolina, a la electricidad, al agua y todo lo demás se traduce en un hueco fiscal que al final la macroeconomía se ocupa de ajustarlo, tumbando el salario y las pensiones que paga el gobierno”, agregó.

Hausmann dijo que la agenda para reestructurar la economía es la misma que ya tenía clara en 2016 y que no ha cambiado.

Con información de 800Noticias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *