ENTREVISTA | Juan Pablo Guanipa: Asamblea Nacional podría ser itinerante

Comparte

Juan Pablo Guanipa es el primer vicepresidente de la Asamblea Nacional, designado en la junta directiva que preside Juan Guaidó, la que cuenta con reconocimiento internacional de Estados Unidos, Unión Europea, el Grupo de Lima, OEA, el Grupo Internacional de Contacto y otras instancias, además de sectores nacionales. Zuliano que le gusta cantar, no quiere desgastarse explicando lo ocurrido con Luis Parra. Afirma, en contraste, que el objetivo de la oposición es sacar a Nicolás Maduro del poder

-¿Qué tan sorprendido estuvo usted el 5 de enero al ver diputados que consideraban leales cambiarse de bando, como Freddy Paz?

-Todos sabíamos que la dictadura, después de haber impedido el ingreso de los diputados de Amazonas, después de la persecución, del exilio, de la cárcel, de la extorsión, se fue por la compra de diputados. Había una lista de vinculados pero no certeza en algunos casos. Claro, teníamos la certeza de Parra, por ejemplo, y de otros. Pero el caso concreto que tú me planteas como un ejemplo, que fue Freddy Paz, para mí fue una certeza el día 5 de enero.

-Luis Parra y el chavismo hablan de que había quórum y publican fotografías donde están varios diputados y usted está en el hemiciclo. ¿Hubo en algún momento la decisión de salirse para romper el quórum?

-No era necesario salirse del hemiciclo porque ahí no hubo sesión. La sesión, claramente lo establece el Reglamento de interior y debates, el primer año del periodo constitucional la sesión inicial la preside, la dirige como jefe de debate el diputado de más edad, pero eso es el primer año. Los años subsiguientes la preside el presidente de la junta directiva, que en este caso es Juan Guaidó. ¿Por qué nosotros no salimos del recinto?  Porque estábamos esperando el ingreso de Guaidó y de los otros diputados para hacer la sesión prevista en la Constitución.

-El martes 7 vimos a dos Asambleas en funcionamiento, incluso disputándose el edificio. ¿Es lo que veremos de ahora en adelante?

-Está claro quién ejerce la presidencia de la Asamblea Nacional. El fondo de todo esto tiene que ver con la búsqueda de legitimidad que Nicolás Maduro quiere, con una Asamblea controlada por él. Parra y compañía son títeres de Maduro. Si ellos hubiesen tenido los votos, ellos permiten el acceso libre de todos los diputados, se hace la votación y gana la votación, pero no tuvieron los votos. Para nosotros no es un problema ni de bicefalia,  ni de dos asambleas ni nada parecido. Nosotros somos la Asamblea Nacional. ¿Queremos defender el recinto? Sí, por el simbolismo que tiene. Ahora, si ellos insisten en mantener ese Palacio tomado militarmente o nos impiden el acceso, tenemos el plan B siempre.

-¿Podría convertirse en itinerante el parlamento?

-Podría ser. Nosotros no tenemos armas, no tenemos sino nuestra propia integridad física para exigir lo que corresponde a la Asamblea Nacional. Nosotros vamos a ir todos los días que tengamos que ir. Si nos impiden el acceso, buscaremos un espacio alterno.

-Su propio suplente, José Sánchez “Mazuco”, el día anterior a la sesión mostró una fotografía de que estaba hospitalizado y no podía asistir a la sesión. Luego ha sido señalado como un “traidor”. ¿Usted ha conversado con él?

-Yo he conversado con él. Él me ha dicho que tuvo que someterse a una intervención quirúrgica y yo no le creo. 

-¿Por qué no le cree? 

-Yo no le creo porque la información que he recibido de distintos diputados es que él, el día antes de la sesión, se fue al Ministerio de Infraestructura. Lo siguieron, lo filmaron, ahí se reunió y posteriormente fue a reunirse en la habitación de Freddie Paz. Eso ha sido constatado por los diputados y él ha reconocido que él actuó de esa manera. Él ha dicho que sí, que él fue a la habitación de Freddy Páz porque es su amigo. A mí me duele mucho esto porque “Mazuco” ha sido amigo mío, Freddy Paz ha sido amigo nuestro, lo conozco desde hace más de 20 años en la lucha política del Sur del Lago. Me da profunda tristeza que ellos actúen de esta manera porque están traicionando la voluntad del pueblo zuliano que votó por ellos. 

-El día 5 de enero Juan Guaidó protegía mucho al diputado Gilberto Sojo. Otros diputados tampoco podían pasar y no se vio ese empeño en protegerlos como a Sojo. ¿Por qué?

-El caso de Gilberto Sojo es especial porque Juan Guaidó escuchó perfectamente cómo uno de los militares dijo que había una orden de detención en contra de Gilberto Sojo y estaba listo para llevárselo. Juan lo que hizo fue un acto de solidaridad con el diputado e impedir que se lo llevaran preso como lo tenían previsto. Por eso, el día 7 le pedimos al diputado Sojo que no fuera a la sesión de la Asamblea. 

-Ustedes afirman ser la Asamblea Nacional legítima. Pero Luis Parra cuenta con reconocimiento de Nicolás Maduro, la hegemonía comunicacional, y quizá veamos pronto al TSJ pronunciarse. ¿Están dispuestos a que en 2020 tengan que dedicar buena parte de su tiempo a explicarle a la gente lo que ocurrió?

-Nosotros no vamos a agotar el tiempo en eso. Nosotros tenemos que defender la institucionalidad de la Asamblea, y lo vamos a hacer, pero para nosotros no sería un triunfo que de aquí al final de este año podamos sesionar en el edificio después de tener conflictos físicos y verbales permanentemente con estos señores. Nosotros tenemos un objetivo: lograr que Maduro salga de la Presidencia de la República que está usurpando. Nuestra responsabilidad es hacer un esfuerzo necesario para rescatar la soberanía del pueblo venezolano. La soberanía se ejerce a través del voto. Nosotros necesitamos, exigimos, vamos a luchar para lograr elecciones presidenciales libres este año. ¿Y cómo lo vamos a hacer? Con el ejercicio de la presión política, social, institucional, internacional. Toda la presión que sea posible para lograr que se generen las condiciones para que se dé un cambio político en Venezuela. 

-Se cumple un año desde que se dijo que se iba a buscar desalojar a Maduro de la usurpación del poder y no ha ocurrido. ¿Qué distinto harán este año, el último de legislatura? 

-Lo primero que tenemos que hacer es reconocer que no hemos logrado el objetivo que nos trazamos de sacar a Nicolás Maduro. Uno va en una lucha y puede cometer errores, los hemos cometido, pero también en esa lucha uno tiene que saber caracterizar quién es el adversario, quién es el enemigo del país. Maduro está absolutamente vinculado a la guerrilla, al narcotráfico, a la extorsión, al paramilitarismo, al terrorismo, al Hezbolá. Ya ustedes han visto cómo se han vinculado con el caso de Irán. No nos estamos enfrentando a cualquiera, sino a unos delincuentes que están amparados por gobiernos no democráticos que lo que tienen son intereses económicos en Venezuela, como es el caso por ejemplo de Cuba, Rusia, Irán. 

-“Presión” han hecho y no han logrado sus objetivos. ¿Como sí logarlos?

-La presión es, a mi modo de ver, la única herramienta con la que nosotros contamos. La presión interna, la internacional. Yo no veo otra forma porque esto no es un gobierno democrático, esto es una dictadura y la dictadura no tiene incentivos hasta ahora para salir del poder. No les importa lo que han generado en el país, no les importa que muera gente. No les importa que se vayan seis millones de venezolanos, nada les importa. ¿Qué tenemos que hacer? Presionarlos. Esa presión tiene que ver con la presencia de la gente en la calle, y sé que hay un desgaste, que la gente subsiste, que teme la represión. Son dos factores importantes pero no determinantes. El año pasado la gente salió porque sentía que a pesar de que tenían el problema que debían resolver en la casa, y a pesar de que corrían el riesgo hasta de ser asesinados por la dictadura, podrían lograr de que Maduro igual saliera.

-Pero ese coraje no es innato, también influye el liderazgo.

-Tienes toda la razón. Tenemos que motivar a la gente para que entienda que no es que vamos a lograr un apoyo internacional de la nada, sino que tenemos que ejercer presión que también sirva para nuestros aliados internacionales, para que ellos vean que esta tragedia requiere de la participación de la comunidad internacional.

-¿Irán a elecciones parlamentarias este año?

-Nosotros hemos utilizado toda las vías posibles habidas y por haber para que la solución de la crisis del país sea pacífica y electoral. Creemos en las elecciones pero lamentablemente la dictadura no da espacio para eso. Lo último que hicimos fue conformar el Comité de Postulaciones Electorales y lo formamos con el chavismo adentro con el objetivo de  lograr un Consejo Nacional Electoral donde sea el pueblo quien tenga la última palabra. ¿Qué hizo el chavismo? El 5 de enero le dio una patada a ese esfuerzo tratando de controlar la Asamblea Nacional sin contar con votos. Hoy por hoy, es imposible en estas circunstancias nombrar un CNE totalmente independiente. Así que la lucha nuestra es lograr la presión que permita que se elija un CNE que sea autónomo y que dirija unas elecciones presidenciales. ¿Que las podemos unir con las parlamentarias? Válido, pero la crisis del país se resuelve sólo con elecciones presidenciales. 

-¿Pero qué pasa si se convocan parlamentarias?

-Si tú me pides mi opinión, nosotros no vamos a esas elecciones porque eso es una farsa. Pero eso tiene que discutirlo toda la unidad democrática.

-Sus dos antecesores en el cargo terminaron uno refugiado en una embajada (Freddy Guevara) y otro preso por varios meses (Edgar Zambrano). ¿Tiene miedo? 

-Claro que tengo miedo, es indudable. El miedo es un sentimiento absolutamente humano. Ahora, yo tengo que darle infinitas gracias a Dios que me ha dado la fortaleza para vencerlo. Y por eso estoy aquí. 

-Luego del “destape” de Luis Parra , José Brito y otros, han salido voces a decir “bueno, pero ya sabíamos quién era Luis Parra, no es de extrañar”. Pero son personas que fueron postuladas y estuvieron en la estructura de los partidos opositores. Visto que podríamos ir a unas elecciones parlamentarias, han reflexionado sobre los criterios para escoger a quién se incluye y cómo eso aplicará para armar las próximas postulaciones, si toca?

-Nosotros hemos sido cuidadosos y hemos promovido liderazgos regionales. Tú revisas la diputación de Primero Justicia y es una diputación con liderazgos en distintas regiones del país. Es muy difícil determinar que una persona en la que tú has confiado no te va  a echar una vaina, es demasiado difícil. Habrá que hacer esfuerzos, habrá que redoblar la revisión, la inspección, la hoja de servicio de cada uno, pero no es sencillo. La constitución venezolana dice que para tú ser Magistrado del TSJ tienes que ser una persona de reconocida honorabilidad. Yo me pregunto, ¿dónde está el honorabilidometro? ¿Cómo mides tú la honorabilidad de alguien? Por sus hechos, por su trayectoria, que te generan reputación, autoridad. Si tú la logras, evidentemente que tú tienes un respeto de la población o del colectivo en el que tú te desenvuelves, pero es muy difícil determinarlo. 

-¿La llamada “Operación Alacrán” terminó o pudiera mantenerse activa para generar un “goteo” de diputados de la AN de Guaidó a la de Luis Parra?

-Ellos pueden insistir en buscar diputados en este momento. Podrán agarrar uno u otro más, pero ya esa estrategia falló. Están desconocidos en la opinión pública mundial. Me informaban hoy que alguno de los diputados que se vendió no ha recibido su paga. Yo le garantizo a ese diputado que no le van a pagar. 

-¿Le dijeron el nombre? 

-Sí, me dijeron el nombre. Le dicen “zamurito” (Manuel González), es un diputado suplente copeyano, el suplente de José Prat. Ese muchacho lamentablemente se vendió. No le han pagado. Él está exigiendo que le den su pago y la dictadura siente que ese ejercicio no tuvo el resultado que ellos aspiraban y es por eso deciden no pagar. 

-¿Vio el video que sacaron de usted cantando?

-Te lo voy a explicar rapidito: Tuvimos la sesión de 7, y de ahí salimos para El Hatillo. Yo iba en mi camioneta, que ni es de este año ni es blindada, por si acaso. Entonces yo voy en la camioneta y pido que me pasen el conector, aquí tengo mi playlist. Tengo 380 canciones por ahora escogidas. A mí me gusta toda la música y en el Zulia somos gaiteros y vallenateros, esa es la realidad. Entonces puse un vallenato y empecé a cantar sin darme cuenta de que al lado mío estaba una diputada, que es Fátima (Soares), voy a decir su nombre para que no sea tan sinvergüenza esa muchacha. Lo hizo de muy buena fe, filmó, grabó mis malos cantos. Después puse una gaita y empecé a cantar la gaita, que era “Mi ranchito”. Entonces, bueno, la canté y ella la grabó también. Cuando me di cuenta, ella lo pasó a un solo chat, al chat de los diputados de PJ. Bueno, guárdame un secreto, pues. Agarraron eso, seguro que empezaron a pasarselo a familiares y amigos y tal, y entonces de repente mi equipo me escribe y ahí es cuando yo me entero. Bueno, lo pusieron y eso está viralizado. Lo único que ellos pueden decir es que canto mal.

Con información de Tal Cual

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *