ENTREVISTA AL MAESTRO ILDEMARO VILLASMIL: “A MI, NI A NADIE LE ALCANZA EL SUELDO”

Comparte

El caudillo adeco, Ildemaro Villasmil sostuvo una entrevista nuestra periodista Maribel Olivares, con temas de rigor como el Alto Costo de la vida que afecta al venezolano.

Era el año 1988, Acción Democrática era Gobierno en Venezuela, al frente con Carlos Andrés Pérez como presidente, manteniendo la hegemonía en todos los estados del país, en Falcón, no se imaginaba, el maestro Villasmil que un año después, la cosa cambiaria en el estado, a color verde. 

Catacho González, sería el último gobernador designado por el presidente de la república, y para nadie es un secreto, que para las venideras elecciones a gobernador, el maestro sería el candidato con el slogan “sabe gobernar”.

La Mañana quiso saber su opinión sobre la designación del nuevo gobernador, el dirigente adeco Castor González, pero también, sobre el alto costo de la vida.

“Eso era lo que el CES (COMITE EJECUTIVO SECCIONAL) de AD esperaba, y no es otra cosa” respondería el maestro Ildemaro a la pregunta sobre la designación oficial del médico Castor González como gobernador de Falcón.

El caudillo adeco con su audaz forma de responder las preguntas, enfatizo que el nuevo gobernador tenia libertad de escogencia de su tren ejecutivo (ante las especulaciones de que Villasmil sería quien mandaría tras bastidores), sin embargo, refirió el maestro “dentro del mayor consenso del partido”.

M.O.: A Ud. le alcanza su sueldo?

I.V.: A mí ni a nadie le alcanza el sueldo.

M.O.: Lo han atracado?

I.V.: Nunca

M.O.: Tiene escolta?

I.V.: Con Darwin es suficiente

M.O.: Es decir, Ud. no tiene problemas económicos, ni de inseguridad?

I.V.: Lo que pasa es que UD. jamás me encuentra en un bar o en sitios que sea propios para el derroche. No despilfarro. Pero ciertamente no me alcanzan los churupos.

M.O.: Tiene muchos gastos?

I.V.: Bastante. Recuerde que la dirigencia transforma al dirigente en una especie de apóstol. Yo atiendo aquí unas 200 personas todos los días. Ellas piden que si una medicina, un pote de leche o cualquier cosa, porque las necesidades son muchas.

M.O.: Que opina de los menores que “cometen faltas”?

I.V.: Eso es un punto importante que se está estudiando en el Congreso y en el INAM. Creo que el menor está demasiado protegido.

Pertenece a la hemeroteca del diario La Mañana

Redacción: Mario Pialli

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *