El Cumarebo que queremos

Comparte

Una ciudad era para los Romanos una cosa sagrada a Roma la recibieron destruida y la reconstruyeron y la hicieron en organización y arquitectura una ciudad para la historia y para el mundo.  ¿Cómo le gustaría ver a Cumarebo? Si  hiciéramos esta pregunta a cualquier habitante del municipio Zamora independientemente de su edad, condición social, profesional o religiosa, las respuestas coincidirían seguramente en que todos los zamoranos queremos ver a Cumarebo como una  ciudad prospera, organizada, bella, limpia, digna, una ciudad que verdaderamente sea una Perla.

 Hay una convicción generalizada en los zamoranos, Nunca ni en las peores circunstancias negativas del país, Cumarebo había tenido un rostro tan deprimido, abandonado y sucio, una situación de deterioro físico de la ciudad, una incompetencia tan evidente en la gestión pública que generan el reclamo  en la comunidad  zamorana y la angustia de que hacer para recuperar la calidad de vida de sus ciudadanos, preservar su patrimonio histórico, reactivar su potencial  pesquero, agropecuario, industrial, comercial, sus atractivos turísticos como factor fundamental de su actividad económica

¿Qué está haciendo falta en Cumarebo para fortalecerla y rescatarla para llevarla al sitial que tiene que ocupar en la historia de las más importantes capitales de municipios del estado Falcón’. Tiene su historia particular, tiene tradición, tiene sus costumbres auténticas y casi únicas, tiene una idiosincrasia,  recursos naturales,  tiene su gente específica, característica y determinante, si esto es así y lo es absolutamente cierto, como es posible que Cumarebo esté en este estado de abandono y postración que la convierte en una ciudad triste, constreñida y en proceso de destrucción sistemática deformando su condición física y trastornando su historia y su valor cultural aparentando una ciudad gris perdida confundida y atropellada por su propia habitantes y convivientes.  

A los cumareberos nos hace falta una alta dosis de voluntad compartida, un propósito común, un proyecto inclusivo, un plan de ciudad definido, un proyecto organizativa ajustado a sus realidades, en resumen, una integración social que elabore, proyecte discuta y someta a la consideración de sus habitantes el diseño de ciudad que preserve lo que tiene de histórico y de cultura y que defina una conjunción de elementos para hacerla una  gran ciudad de Falcón y de Venezuela

 Existen muchos proyectos de líderes en todos los sectores, pero se requiere mayor vinculación y conciencia de los líderes políticos porque son ellos quienes tienen en primer plano la responsabilidad para asumir la conducción de los gobiernos que están obligados a presentar y ejecutar los proyectos y planes para la preservación de nuestra historia y nuestra tradición. Debemos elegir auténticos cumareberos que se pongan al frente y asuman con valentía y gallardía la restructuración de la ciudad, aprovechar para avanzar al futuro, sería imperdonable volvernos a equivocar.

Dr. Ernesto Faengo Pérez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *