El Clap está desaparecido

Comparte

Si los zamoranos nos pusieramos a contar con las bolsas de alimentos sugeridos, por supuesto que nos morimos de hambre, dijo Frank Sánchez, en su condicion de vocero comumal.

Recordó, que este ha sido uno de los programas sociales banderas de la revolución, programa que por cierto va en decadencia, sobre en tiempos de contingencia.

El programa no es malo; lo negativo es la ejecución del programa. Si la gente se pone a contar con una bolsa de alimentos Clap para sustentar la familia, por su puesto que se le muere la familia de hambre.

Las razones son simples. Las bolsas llegan cada dos o tres meses a cada familia, lo cual quiere decir, que ante las dificiles circunstancias por las cuales estamos pasando, lejos de convertirse en una solución, se convierte en una esperanza que día tras días pierde el venezolano.

No sabemos, si este programa funciona así en otros municipios o en otros estados del país, pero aquí en Zamora, es totalmente deficiente y defrauda socialmente a los ciudadanos desprovistos de los recursos económicos suficientes para cubrir sus necesidades, sobre todo, los alimentos.

Luis Hidalgo CNP 13501

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *