Don Roger Leyba, pionero de la radio falconiana

Comparte

11 años después de que Venezuela contara con su primera estación de radio “AYRE”, un joven coriano visionario de 30 años, pese a todos los consejos pesimistas de los empresarios de entonces, instaló en su ciudad natal una emisora de Radio, llamada Radio Coro, corría el año 1937.

Hijo de Don Manuel Leyba y doña Catalina de Leyba, este joven pionero de la radiodifusión en Venezuela era Don Roger Leyba, un coriano que quiso darle a su pueblo una antena que llevaría la civilización y el progreso a un territorio postrado en la economía rural y que ahora se incorporaba al mundo de la comunicación radiofónica, la segunda en Venezuela.

La emisora a los días de estar al aire, fue adoptada por sus oyentes como la “mensajera espiritual del pueblo falconiano”. Las plantas transmisoras se instalarían en el sector el Trapichito, en la vía Coro-La Vela y sus estudios en la hoy moderna avenida Independencia, pero que, en aquel entonces, era la última de las casas de la apenas creciente capital de Falcón.

El joven Roger Leyba se le conocía como un emprendedor que no se amilana ante ningún obstáculo, ni desmayaba ante los contratiempos, miembro de una distinguida familia con marcada influencia en los sectores sociales, comerciales y culturales en la sociealite coriana.

Don Roger Leyba no solo se limitaría únicamente a su empresa predilecta de la cual el pueblo falconiano hizo una causa propia, al extremo todos los 15 de marzo aniversario de la radio, una multitud se volcaba desde las seis de la mañana a presenciar los actos de festejos que comenzaban con una misa al aire libre transmitida por las ondas hertzianas, sino también, demostró ser de los primeros emprendedores al consolidar empresas en otros ramos económicos y hasta filantropía. Su nombre se asocia a la creación de la Cámara Comercial Industrial y Agrícola del estado Falcón, a la fundación – junto con Esteban Smith Monzón – del Rotary Club de Coro, a la junta que crea el antituberculoso Santa Ana; a la Campaña pro – Construcción de la Carretera Falcón-Zulia, y a la campaña en favor del Teatro Armonía.

RADIO CORO

No había acontecimiento importante, manifestaciones, denuncias, espectáculos, o alguna iniciativa de hacer por Coro, donde no estuviera involucrado Don Roger Leyba y su radio Coro que irradiaba las mejores esperanzas en aquel contexto histórico-Social del estado Falcón desde los años 30.

A Don Roger Leyba jamás se le conoció ínfulas de magnate, su línea editorial en las transmisiones diarias de Radio Coro iba desde la presentación de actos culturales en una modesta escuela, o las conferencias culturales donde intelectuales como Agustín García, Rafael Vaz, Salvador Iturbe, Tulio Amado Jiménez, Monseñor Francisco Rivero Revés, Regina Pía de Andara y otros tantos que venían de Caracas o de pueblos del interior del estado leían importantes trabajos para la formación cultural de los oyentes, incluso era tanto la conexión de la radio con los corianos de aquel entonces, que todos los días, familias se acercaban a los jardines de aquel apartado edificio donde funcionaban sus estudios para regar sus matas.

Escribiría el Poeta Rafael Vaz Capriles, en los días en que Don Roger Leyba instalaba su emisora en Coro contra viento y marea:

Se propone con ímpetus febriles

Darle a su pueblo la emoción sagrada

De ser parte también en la jornada

Qué espacios abre en sus conquistas miles

Se tejen los más férreos canonjiles

Para su vuelo, pero el ala osada

Se ve golpear en la conciencia helada

Venciendo a tibios, conciliando a hostiles

Es un pionero que al hallarse ante

El más alto peñón sigue adelante

Piensa en su tierra, en Dios, piensa con altura.

Y ya la antena entre los aires vibra

Como la espada de oro con que libra

La batalla campal de la cultura.

Toda la Fuente informativa de este reportaje pertenece ÚNICA Y EXCLUSIVAMENTE a la Hemeroteca del Diario La Mañana

Director: Atilio Yánez Plaza

Crónica: Mario Pialli

La Mañana

Medio de comunicación impreso mas importante del estado Falcón, con 67 años de trayectoria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *