Desde la Península de la Amistad

Comparte
La solidaridad

Tengo por costumbre, que antes de sentarme a escribir, para el Diario La Mañana, le pido a Dios que me dé lucidez y humildad, para desarrollar y llevar a feliz término, el tema que he elegido. Acto seguido, apago el celular para evitarme interrupciones. Pero, como cosa de la vida, cuando escribía este artículo sobre la solidaridad, tuve un lapsus mentis y no lo apagué, en eso, uno de mis contactos me envió un video por WhatsApp, que me llamó la atención. Dicho video, es una canción, con varias imágenes hermosas, el cual se refiere, fundamentalmente a los valientes médicos y enfermeras, que con su paciente solidaridad, en esta cuarentena social, buscan salvar vidas a riegos de sus propias vidas.

Paso a transcribir una parte de la canción del video, como un llamado a la reflexión, por supuesto, cada quien a su manera: “Días tristes, nos cuesta estar muy solos… Meses grises, es tiempo de escondernos. Tal vez, sea la forma de encontrarnos otra vez… Me dan ganas de llorar, al vernos desde lejos, tan unidos empujando al mismo sitio… Volveremos a juntarnos, volveremos a brindar, un café queda pendiente en nuestro bar. Romperemos ese metro de distancia, entre tú y yo… Ahora es tiempo de pensar y ser paciente, confiar más en la gente y ayudar más a los demás. Mientras tanto, otros cuidan los pacientes, un puñados de valientes que hoy tampoco dormirán”. Se refiere a los valientes médicos y enfermeras.

La solidaridad es sinónimo de apoyo, respaldo, ayuda, protección, cooperación, unión, hermandad, concordia, empatía, que cuando persigue una causa justa, cambia el mundo, lo hace mejor y más habitable. El guerrero griego, Alejandro Magno, llegó a decir 300 años a.C: “De la conducta de cada uno, depende el destino de todos”. Esa antigua frase, con el pasar del tiempo, ha cobrado mayor vigencia.

La solidaridad es, uno de los más altos valores humanos y se define como el apoyo entre personas, sobre todo cuando se viven situaciones difíciles, como la estamos viviendo en la actualidad con el coronavirus. Se fundamenta en la capacidad que tenemos de sentir empatía por los demás y ayudarles en los momentos necesarios a salir adelante. Es un sentimiento de hermandad, que va de la mano con el amor.  

En mi muy humilde opinión, pienso: que si nos dieran a escoger en estas circunstancias adversas de cuarentena social, a causa del coronavirus, ¿Cuál sería la virtud humana a la que le daríamos mayor eficacia? Estoy convencido, que la mayoría preferiríamos la solidaridad, porque sabemos que podemos contar con mucha gente y que esa misma gente, puede contar con nosotros y eso, nos produce una sensación de seguridad y esperanza, con la plena confianza en que volveremos a darnos las manos, abrazarnos y besarnos sin tapaboca, porque esa es nuestra cultura, nuestra forma de ser que identifica nuestra venezolanidad.

Para finalizar, vamos a estar claro: si uno de esos países desarrollados, logran conseguir la vacuna contra el coronavirus, las primeras son para ellos, de manera, que esto es para rato y a nosotros lo que nos queda es tomar conciencia de donde estamos ubicados, para convivir estrechamente con la responsabilidad, la disciplina y la solidaridad.  

Por Fredis Villanueva.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *