“Cumarebo tirado al abandono”

Comparte

“Cumarebo tirado al abandono”, esta fue la frase triste y que refiere una situación desafortunada para este pueblo, que fue usada por Orlando Martínez, al referirse al rostro triste y gris que presenta el Cumarebo de hoy.

La vieja casona que sirvió de asiento de los poderes públicos municipales, ubicada en la calle Municipal, frente a la plaza Bolívar, hoy está literalmente destruida, todo a causa de la desidia y la indolencia de una gestión fracasada, dijo Martínez.

«En esa vieja casona, funcionaba la alcaldía, el concejo municipal y la policía, entre otros entes públicos, cumpliendo tareas según la naturaleza de sus funciones. Hoy sirve de asiento para las fechorías y para la práctica de necesidades fisiológicas, ante la mirada distante de las autoridades», afirmó.

La antigua sede de la Alcaldía forma hoy parte del rostro triste de una ciudad, que en otros tiempos despuntó por el apego a la urbanidad y al criterio de hombres y mujeres que, en ejercicio público, contribuyeron a hacer del municipio Zamora una referencia en el concierto de la vida regional.

«Pues bien, indicó Martínez, esta sede junto a una serie de inmuebles lucen abandonados, convirtiendo a Cumarebo en una vergüenza pública, objeto de los cuestionamientos de quienes reclaman -con justa razón- una mejor atención al municipio, dijo finalmente el informante.

Luis Hidalgo CNP: 13.501

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *