Ciudadanos de la COF agobiados por la inflación

Comparte

Un kilo de queso por encima de 200 mil bolívares, un tubo pequeño de pasta dental en 100 mil y la harina de maíz en 80 mil bolívares son parte de los disparados precios que registran los alimentos y que tienen a los habitantes de la Costa Oriental del estado Falcón (COF) de carreras.

Adriana López, de Tucacas, confiesa que la situación es insostenible y exclama resignada que «ni el descenso del dólar hace que bajen los precios.»

Erasmo Vélez, de Yaracal, dijo que en su familia han tenido que optar por comer más frutas y vegetales ante los costos impagables de la carne y el pescado. «No es que verduras y hortalizas sean baratas, también aumentan cada vez de precio pero son menos costosas que los productos elaborados», afirmó.

Otro aspecto que resalta en zonas como Tucacas y Chichiriviche es el pago en dólares a la hora de las transacciones comerciales-

«No sabemos a quien pedir ayuda porque el Gobierno no resuelve esta calamidad», expresó Rosa Alvarado refiriéndose a la escalada inflacionaria.

El problema no es tanto que suban lo precios de la comida, lo realmente grave es que suben de precio todos los días y una situación así no la aguanta nadie, sentenció Julio Villegas.

Francisco Chirinos CNP 9966

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *