Churuguara entre la desidia gubernamental y la falta de servicios públicos

Comparte

Habitantes de Churuguara se quejan ante la falta de los servicios básicos y la pronta atención de las autoridades municipales ante lo que consideran una situación de desidia para los problemas puntuales de los churuguareros.
Argenis Gómez, dirigente político y comunitario en la zona denuncia que los últimos meses han sido de caos en el municipio conocido como productor de carne y leche así como turístico “la desidia y el abandono han hecho estragos en nuestra colectividad, la necesidad desbordada en sus calles”.
Asegura que las autoridades “son indolentes, donde la gran gestión es repartir miseria en la colectividad”. Al parecer desde hace 45 días no hay recolección de los desechos sólidos y las aguas servidas corren como ríos en la calles de Chururuguara, capital del municipio Federación el cual cuenta con cinco parroquias y todas, según el declarante, se encuentran colapsadas en basura, calles a obscuras así como los caseríos de la parroquia Mapararí, Agualarga sin el servicio de agua potable situación que se registra desde hace varios años.
“Las aguas servidas de las diversas calles de la zona desembocan en la represa Mapará” principal embalse que surte agua potable del municipio afirmó el dirigente comunitario. Hay casos importantes de hepatitis “los gobiernos de turno son inexistentes en todos sus niveles a quienes les corresponde dar solución no resuelven ninguno de los problemas de la ciudadanía”
La problemática del gas no es diferentes humo y tala de árboles es lo que se deja ver, personas cargando agua y leña, retrocediendo a prácticas del siglo pasado, vías intransitables lo que imposibilitan la movilidad de las principales productos cosechados, con mucho sacrificio por los productores de la zona
Gómez asegura, urge un pronto cambio político en el país que traiga la transformación y soluciones a estos pueblos, solo trabajando unidos, con nuevas ideas y siendo honestos en función del bienestar del colectivo se logrará el cometido.

Joanne López

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *