China dibujará “línea de separación” en la cima del Everest

Comparte

China dibujará una “línea de separación” en la cima del Everest para impedir contagios de coronavirus de los montañeros que asciendan por el lado nepalí de la montaña, según anunciaron el lunes medios estatales chinos.

Un equipo de guías de montaña tibetanos colocará la línea en la cima antes de que los montañeros intenten hacer cumbre desde el lado chino, indicó la agencia estatal de noticias Xinhua.

No estaba claro cómo se haría la línea. Los montañeros que suben el lado norte de la montaña desde China tendrán prohibido cruzar la línea o entrar en contacto con personas u objetos en el lado sur, el nepalí.

Autoridades

El gobierno nepalí y las autoridades de montaña del país no hicieron comentarios sobre el proyecto en un primer momento.

Los dos países suspendieron el año pasado la temporada de ascensos a la montaña más alta del mundo debido a la pandemia. Nepal ha autorizado a 408 ciudadanos extranjeros que intenten el ascenso este año, en un intento de aumentar los ingresos por turismo.

Xinhua indicó que se había autorizado a 21 montañeros chinos escalar la montaña desde el lado norte.

Aunque China ha frenado en su mayor parte los contagios locales del virus, Nepal sufre un repunte, con cifras récord de infecciones y muertes en los últimos días.

La mayoría de las grandes ciudades y pueblos están en cuarentena, y se han cancelado todos los vuelos nacionales e internacionales.

Las autoridades en Nepal han rechazado hablar sobre cualquier brote en el Everest. Un montañero noruego dijo a The Associated Press el mes pasado que había tenido COVID-19 y que abandonó el país cuando mejoró su estado.

Expertos

Ang Thsering Sherpa, un experto montañero con décadas de experiencia, dijo que simplemente no es posible trazar ninguna clase de separación en la cumbre.

El único punto en el que los montañeros de ambos lados se acercarían es la cumbre, que es un espacio pequeño en el que la gente apenas pasa unos minutos para hacerse una foto y mirar las vistas.

Los montañeros llegan arriba con gruesas capas de ropa y equipo, y se cubren el rostro con mascarillas de oxígeno, gafas y protecciones contra el aire gélido.

“La idea de que cualquiera con coronavirus pueda siquiera llegar a la cumbre es imposible, porque los montañeros con cualquier dificultad respiratoria simplemente no podría llegar a esa altitud”, dijo Sherpa.

Con información de AP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *