Adbert Alzolay sigue dejando buenas impresiones en dirigencia de Chicago

Comparte

 Los Cachorros necesitaban detener una racha de cinco derrotas y lo consiguieron gracias a una sólida actuación de Adbert Alzolay, el jueves por la noche. El derecho transitó seis innings de dos carreras, en el triunfo de Chicago 9-3 contra los Bravos de Atlanta, en el Truist Park.

Fue la primera apertura de calidad en la incipiente carrera de Alzolay y apenas la séptima entre los abridores de los oseznos, que antes de ese encuentro promediaban 4.4 innings por juego en las Grandes Ligas del béisbol.

“En un momento en el que necesitas una gran actuación, salió y dio un paso al frente. Estoy súper orgulloso de Adbert, por echarse el equipo al hombro”, dijo el manager de los Cachorros, David Ross, a MLB.com. “Fue agradable”, abundó el estratega, “en especial dejarlo trabajar en la última entrada, cuando tienes una amplia ventaja y por la forma en que veníamos jugando”.

Tanto los seis tramos, como los 94 envíos -62 en strike- que usó para cubrirlos, significaron marcas personales para el venezolano. Aisló cuatro hits, incluido un jonrón solitario de Marcell Ozuna, concedió un boleto y ponchó a seis. Indujo 14 swings perdidos con el slider, aunque necesitó algunos tramos para sentirse cómodo con ese envío, de acuerdo con la reseña de MLB.com. Lo más importante fue la localización de sus rectas (de cuatro costuras y sinker).

“Cuando puedes comandar y controlar un pitcheo en ambos lados del plato, siempre se abrirán muchas puertas”, explicó Alzolay.

“Compararía su arsenal con el de cualquiera en el beisbol”, terció el infielder Matt Duffy. “Simplemente por la forma en que se mueve. Lo enfrenté en una práctica de bateo en vivo justo antes que comenzara la temporada y quedé completamente impresionado”.

Chicago amaneció el viernes último en el centro de la Liga Nacional (11-14), con apenas tres triunfos en 10 desafíos en la carretera.

“Como equipo, siento que lo necesitábamos (el triunfo)”, apuntó Alzolay. “Los iniciadores no hemos sido tan buenos como se esperaba. Pero esta noche, sentí que éramos buenos como equipo, pero también como abridores, después que salí y completé seis entradas”.

Alzolay, de 26 años de edad, creció en las granjas de Chicago como prospecto y desde su debut en las Mayores en 2019, siempre ha habido grandes expectativas sobre su talento y lo que puede hacer con sus habilidades. A finales de marzo, fue designado quinto abridor de los Cachorros, tras dejar atrás en la a veteranos como Shelby Miller, que estaba invitado fuera de roster a los entrenamientos.

En cuatro aperturas, ha cubierto 21.0 capítulos, un tercio menos que su tope personal, alcanzado la temporada de 2020, acortada por la pandemia del nuevo Coronavirus. Ahora, el diestro exhibe una efectividad de 4.71 con la que retará la próxima semana a los Dodgers, cuando los Cachorros regresen al Wrigley Field.

Con información de LVBP

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *