¡Tragedia! Familia venezolana perece al caerles un muro encima

Comparte

Una menor de apenas 2 años, junto a sus progenitores murieron tras desplomarse sobre ellos una pared de la casa en la que residían, en la parte alta del barrio Cuberos Niño, en Cúcuta

Los tres venezolanos engrosaron la cifra de víctimas que, a consecuencia de las lluvias, enlutaron al menos a otras dos familias en esta zona del vecino país.

Las fuertes lluvias que desde la noche del pasado martes se presentaron en el mencionado barrio provocaron el colapso del inmueble, con el fatal resultado.

Estas tres personas, que se encontraban durmiendo, quedaron atrapadas entre los escombros y, a pesar de ser rescatadas por los vecinos y trasladadas al centro de salud Puente Barco, luego fallecieron, producto de las graves lesiones.

Las víctimas fueron identificadas como: Ediee José Cubillán, de 21 años; su pareja, Albanys Neymar Carrascal, de 17 años, y Camila Carrascal, hija de la joven, de tan solo 2 años de edad.

Los organismos de socorro arribaron hasta el lugar para atender a otras viviendas, que de igual forma quedaron afectadas y fueron evacuadas. También atendieron otras emergencias en la Ciudadela de Juan Atalaya. Esa misma noche se reportaron ocho personas desaparecidas.

Un cuñado de Ediee relató que, junto a su esposa (hermana del joven fallecido), se despertó al escuchar el “crujir” de las paredes. Tomó a la mujer y la llevó a un costado de la habitación, donde se resguardaron. Luego oyeron a sus familiares pedir auxilio. Vieron cómo se desplomaron la pared y el techo de zinc de la casa, construida encima de la residencia de ellos, la cual habían arrendado desde hacía 15 días.

Contó que vieron morir a Eddie, a su novia Albanys y a la pequeña Camila. “Auxilio, ayúdenme”, escucharon que les gritaba el muchacho, mientras que  la joven y la niña no emitieron ni una palabra. “Era como si estuvieran dormidas –dijo-, pero con escombros encima”.

«Cuando mi cuñado gritó, corrí y solo intentaba quitarle la pared que tenía sobre él, pero no pude. Mi intención era salvarlo, pero era muy pesada. No pude quitársela”, se lamentó.

Con información de La Nación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *