Senegal restringe Internet a medida que aumentan las protestas

Comparte

Las autoridades senegalesas han restringido el acceso a Internet mientras se intensifican las protestas por la detención de un líder de la oposición, dijo el viernes el monitor de Internet NetBlocks.

En los últimos dos días, al menos una persona murió en enfrentamientos entre la policía antidisturbios y partidarios de Ousmane Sonko, quienes dicen que su detención el miércoles a raíz de una acusación de violación tiene motivaciones políticas.

NetBlocks dijo que las redes sociales y las aplicaciones de mensajería, incluidas Facebook, WhatsApp y Youtube, habían sido restringidas el viernes temprano antes de una manifestación planificada de la sociedad civil y los partidos de oposición liderados por el movimiento de protesta «Y En A Marre» (Ya basta).

Sonko, un inspector de impuestos de 46 años que ocupó el tercer lugar con el 15% de los votos en las elecciones presidenciales de 2019, goza de un amplio apoyo entre la juventud senegalesa. Se enfrenta a un interrogatorio después de que lo despojaran de su inmunidad parlamentaria la semana pasada.

Fue detenido el miércoles por cargos de alteración del orden público después de que estallaran las protestas por una acusación de violación en su contra que, según él, es un intento del gobierno del presidente Macky Sall de socavarlo.

Si bien no es inmune a los disturbios políticos, han pasado varios años desde que Senegal, una de las democracias más estables de África occidental, experimentó un enfrentamiento tan violento entre los manifestantes y las autoridades.

«Pedimos a las autoridades senegalesas que respeten la libertad de reunión pacífica en todo el país», dijo Samira Daoud, directora regional del grupo de derechos humanos Amnistía Internacional.

Amnistía expresó su preocupación por lo que dijo fue una ola de detenciones arbitrarias en una ofensiva que ha visto suspendidas durante 72 horas a dos canales de televisión privados por su cobertura de las protestas.

Las calles de Dakar estaban tranquilas el viernes temprano. Algunos habían sido limpiados de escombros y neumáticos quemados del día anterior, cuando los manifestantes arrojaron piedras a la policía antidisturbios, que en respuesta disparó armas y gases lacrimógenos.

Preparándose para las protestas, algunas escuelas y tiendas fueron cerradas luego de saqueos y destrucción en varios vecindarios de la capital.

Con información de El Nacional

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *