Pica y Juye|Mi Compadre Diputado

Comparte

Facundo de 20 años de edad, hijo menor de Silfredo es ahijado de Francisco su padrino de bautizo en la Iglesia La Candelaria de Puerto Cumarebo de allí surgió una relación muy fraterna entre los compadres.

Francisco es un próspero comerciante del ramo de las ferreterías, bondadoso, buen conversador y solidario con sus semejantes, le gusta leer mucho como el mismo dice- para enterarme del mundo y estar al día- desde bien entrada la mañana se veía en el quiosco de Adelaida comprando los periódicos regionales y nacionales, los revisaba página a página y se detenía mucho en los informaciones políticas, critico de muchos dirigentes repudiaba en alta voz sus ineficacias  “-estos tipos no tiene formación, por eso estamos así -algún día voy a lanzarme para diputado y ya verán como las cosas cambian cuando yo esté en el hemiciclo- su compadre Silfredo le oía y bastante incomodo señaló “-a broma mi compadre se volvió loco- que va a hacer usted pa’ ya, si usted es un hombre de trabajo, honesto y responsable, no se vaya a echar a perder compadre que usted no es político”.

Un día del mes de enero  llegaron a la ferretería de Francisco unos señores olorosos en una lujosa camioneta  y luego de las presentaciones de rigor y de un cumulo de alabanzas a la personalidad y trayectoria  del comerciante lo invitaron a encabezar la lista de diputados por el circuito, Francisco dispuesto a dar su aporte al país, aceptó, brindaron y quedaron en preparar la campaña.

La ferretería se convirtió en comando de campaña, la gente acudía a recibir dadivas, ayudas, donaciones, todos exigían su parte y Francisco mermaba su capital, mientras su compadre cada vez le advertía- ¡cuidado! hay gente que se aprovecha, yo creo que así no se consiguen votos, y usted hace más en su negocio que en el capitolio 

Francisco se trasformó, reuniones, entrevistas, foros, video conferencias, reuniones, de repente un fuerte malestar –diagnostico, corona virus-  cuarentena de un mes, recuperado se incorporó a la campaña pero no parecía el mismo, su razonamiento no concordaba, daba discursos fuera del tema afirmaba y prometía  cosas extravagantes, de repente cantaba o lloraba sin relación lógica con el momento,  la gente comenzó a criticarlo cosa que lo enfurecía y que sus amigos extrañaban porque era un hombre muy cuerdo, tranquilo y sensato. Su compadre reunió la familia para buscar una solución al cambio personal del candidato, en eso llegó el padre Rafael con un titular de prensa “Pacientes que superan el covis 19 desarrollan  enfermedades mentales”. Silfredo abrió los brazos y expresò profundamente, hay que buscar un médico para que revise mi compadre, así hicieron, el diagnostico, fue dramático Francisco tenia alteraciones mentales y trastorno de conducta – Se lo advertí a mi compadre -la política es para gente que vive de eso, no es para gente sana, no lo mató el covis pero le  dañó la mente,  esa es la causa, mi compadre  quedó  arruinado como comerciante, enfermo y abandonado por los políticos, como dice la prensa, sufre enfermedades mentales, mi compadre en definitiva, entre la política y el coronavirus  le quemaron el cerebro. 

Los proponentes sustituyeron su nombre en la lista y nunca más visitaron la ferretería. Facundo estudiante de derecho en la universidad respondió la pregunta de sus compañeros de estudio  ¿y tu padrino, el ferretero? . -Vayan a verlo hablando solo en los bancos de la plaza, la política y el corona virus dejaron a mi padrino  limpió y loco y ahora se cree diputado-. 

Dr. Ernesto Faengo Pérez

Un comentario sobre “Pica y Juye|Mi Compadre Diputado

  • el 23 noviembre, 2020 a las 6:06 pm
    Permalink

    These are genuinely great ideas in about blogging. You
    have touched some fastidious things here. Any way keep up wrinting.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *