Netflix estrenó el documental de la muerte de Michael Hutchence

Comparte

El cantante Michael Hutchence deseado por las mujeres más bellas era «un dios del sexo». Era un hombre magnético y su muerte, temprana y misteriosa, no hizo más que convertirlo en mito.

Sin embargo, a pesar de haber sido uno de los sucesos más comentados por los medios durante los años 90, alguien consideró que todavía había mucho para decir sobre el tema.

Por eso, Richard Lowenstein se puso al hombro la realización de Mistify, un documental que intenta echar luz sobre aquella muerte que despertó el morbo y la suspicacia de la prensa. Después de haber pasado por diversos festivales de cine, la película ya está disponible en Netflix.

Al respecto, El País indicó que Mistify se trata de «una carta de amor de las mujeres de su vida que rehúye de la teoría de la asfixia erótica. Se revela una nueva hipótesis sobre los motivos de su muerte».

Y no es para menos. Lowenstein, amigo personal y director de los videoclips de INXS, decidió que una buena manera de abordar la vida y la muerte de Hutchence era a través de la mirada de las mujeres que compartieron con él.

Así, se suceden las declaraciones de amor de la modelo Helena Christensen, la cantante Kylie Minogue, la representante Marta Troup y Michelle Bennet, la novia del cantante desde 1982 a 1985.

Claro que durante los 102 minutos que dura el documental se escuchan también otras voces de personalidades que formaron parte del entorno personal y profesional del músico.

«Solo Helena Christensen fue la más difícil de entrevistar, pero nosotros teníamos un acuerdo, porque nos conocíamos de los tiempos en los que ella era la novia de Michael. Este acuerdo era que ella iba a hablar hasta donde quisiera. Pero me pareció lo más comprensible, porque estuvo en el momento del accidente que cambió la vida de Michael para siempre. Pero la mayoría confió en mí, porque con todo lo que yo sabía de los años de INXS nunca fui a los medios y nunca dije nada inapropiado, lo que ayudó a que dieran el testimonio”, revela.

La película cuenta, además, con imágenes inéditas de Michael Hutchence en la intimidad, con amigos y familiares. Sin embargo, quizá lo más importante del film es que se propone derribar de lleno el gran mito que se levantó en torno a su muerte.

De acuerdo con Lowenstein, no existe ninguna evidencia que señale que el cantante murió en medio de un peligroso juego sexual.

Con información de El Nacional

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *