Los Suns ganan a los Lakers y son los nuevos líderes de la División Pacífico

Comparte

Los Suns de Phoenix volvieron a jugar su mejor baloncesto de equipo, esta vez ante unos mermados Los Angeles Lakers, en la lucha por el liderato de la División Pacífico, y salieron triunfales del Staples Center por partida doble.

El equipo de Phoenix no sólo ganó con solvencia por 104-114, con el ala-pívot reserva, el croata Dario Saric, como factor sorpresa y líder que aportó 21 puntos, sino que también se aprovechó de la derrota sufrida en la costa Este, de Los Angeles Clippers por 117-112 ante los Boston Celtics, para ser nuevos líderes.

Los Suns (23-11) tomaron el mando en la recta final y lograron su victoria número 15 en 18 partidos al superar a los campeones defensores, los Lakers (24-12), que perdieron el liderato de la División Pacífico y el segundo puesto de la Conferencia Oeste.

El alero Mikal Bridges consiguió 19 puntos, mientras que el pívot bahameño Deandre Ayton y el escolta hispano Devin Booker aportaron 17 tantos cada uno con los Suns.

Booker, ganador del premio de Jugador del Mes de febrero, fue expulsado por discutir con los árbitros cuando restaban 7:10 minutos del tercer cuarto.

Los Lakers, sin los pívots Anthony Davis, baja por lesión, ni el español Marc Gasol, por el protocolo anticovid, sólo contó con la aportación de 38 puntos, seis asistencias, cinco rebotes y dos recuperaciones de balón del alero LeBron James, que no fueron suficientes para evitar la derrota, la quinta en los últimos siete partidos disputados.

El base Kemba Walker aportó 25 puntos como director del ataque de los Celtics, que al final anotaron los puntos decisivos que le dieron la tercera victoria consecutiva y les sirvió para tener de nuevo marca ganadora de 18-17.

El escolta Jaylen Brown encestó 18 puntos y el ala-pívot Jason Tatum junto al base novato, el reserva Payton Pritchard, encestaron 14 tantos cada uno.
Por los Clippers (24-13), que perdieron el segundo partido consecutivo, el líder en el ataque fue el alero Paul George, que aportó 32 tantos, además de capturar cinco rebotes y repartir cuatro asistencias, que no impidieron la segunda derrota consecutiva del equipo, que jugó sin el alero All-Star Kawhi Leonard, afectado antes que comenzase el partido con espasmos en la espalda.

Otro líder que confirmó que tiene problemas a la hora de jugar un baloncesto de equipo fueron los Bucks de Milwaukee, que no pudieron ante la inspiración del pívot serbio Nikola Jokic, que aportó un triple-doble de 37 puntos, 11 asistencias y 10 rebotes, y perdieron de locales por 112-118 ante los Nuggets de Denver.

La derrota les costó a los Bucks romper racha de cinco triunfos seguidos, mientras que los Nuggets alargaron a tres la serie de triunfos, que les permite seguir en la lucha por el segundo puesto de la División Noroeste.
Esta vez, el ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo no pudo ganarle el duelo individual a Jokic al quedar con 27 puntos, que además le costó romper racha de cuatro partidos seguidos de al menos 35 tantos.

El dos veces Jugador Más Valioso (MVP) de la liga buscaba empatar la marca histórica del equipo en poder del legendario expívot Kareem Abdul-Jabbar, quien anotó al menos 35 puntos en cinco partidos seguidos en dos ocasiones distintas durante la temporada 1972-73.

El ala-pívot canadiense Trey Lyles tuvo 18 puntos, su mejor marca en lo que va de temporada, como líder encestador de los Spurs de San Antonio, que ganaron con facilidad por 119-93 a los Knicks de Nueva York, que pusieron fin a una racha de tres victorias consecutiva.

Mientras que San Antonio consiguió su séptimo triunfo seguido en su campo del AT&T Center sobre Nueva York.

El base Dejounte Murray encestó 17 puntos y los reservas, el ala-pívot croata Luka Samanic y el base australiano Patty Mills encestaron 14 tantos cada uno con los Spurs (18-13), que siguen líderes de la División Suroeste.

El escolta novato Immanuel Quickley, con 26 puntos, incluidos seis triples, encabezó el ataque de los Knicks (18-18), pero que no fueron suficientes a la hora de superar al mejor juego de equipo de los Spurs.

El base Trae Young aprovechó la gran defensa que habían jugado su equipo de los Hawks de Atlanta y anotó los tantos decisivos en el cuarto periodo del partido que ganaron de visitantes por 80-94 a los Heat de Miami y le dieron la victoria al entrenador Nate McMillan que debutó como interino.

Young anotó 18 puntos, incluidos 13 consecutivos para su equipo en el último cuarto, y los Hawks rompieron la racha de seis victorias consecutivas de Miami.

Otro joven talento, el base Ja Morant tuvo doble-doble de 35 puntos, 10 asistencias con cinco rebotes, que lo dejaron al frente del ataque de los Grizzlies de Memphis (16-15), que vencieron a domicilio por 111-125 a los Wizards de Washington.

Con información de Meridiano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *