Laboratorio de Wuhan admitió que estudiaba tres cepas vivas de coronavirus

Comparte

El Instituto de Virología chino de Wuhan, acusado por Estados Unidos de ser responsable de la pandemia que azota al mundo, dispone de tres cepas vivas de coronavirus de murciélago, pero ninguna corresponde a la enfermedad covid-19, afirmó la directora.

“Como todo el mundo, ni siquiera sabíamos que el virus existía”, declaró Wang Yanyi, a la televisión pública china CGTN en una entrevista difundida este domingo pero realizada el 13 de mayo.

“Por lo tanto, ¿cómo podría haberse escapado de nuestro laboratorio?”, se interrogó, diciendo que las sospechas son “pura invención”.

Wang admitió que el Instituto “había aislado y obtenido algunos coronavirus a partir de murciélagos”.

“Tenemos tres cepas de virus vivos”, afirmó Wang.

Pero la similitud con el virus de la enfermedad covid-19 “es de solo 79,8%”, precisó.

Para la mayoría de los científicos, el nuevo coronavirus fue transmitido al hombre por un animal.

Eso habría ocurrido en un mercado de la ciudad de Wuhan donde se venden animales silvestres vivos.

Pero la presencia del Instituto a algunos kilómetros de la ciudad alimenta la hipótesis de que el nuevo coronavirus pudiera proceder de ahí.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, pidió que se investigue esa hipótesis que por el momento no se apoya sobre ningún hecho concreto.

¿Qué es el coronavirus?

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud (OMS), los coronavirus son una amplia familia de virus que pueden causar diferentes afecciones, desde el resfriado común hasta enfermedades más graves, como el síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS-CoV) y el síndrome respiratorio agudo severo (SRAS-CoV).

El coronavirus descubierto recientemente causa la enfermedad infecciosa por coronavirus COVID-19. Ambos fueron detectados luego del brote que se dio en Wuhan (China) en diciembre de 2019.

El cansancio, la fiebre y la tos seca son los síntomas más comunes de la COVID-19; sin embargo, algunos pacientes pueden presentar congestión nasal, dolores, rinorrea, dolor de garganta o diarrea.

Aunque la mayoría de los pacientes (alrededor del 80%) se recupera de la enfermedad sin necesidad de realizar ningún tratamiento especial, alrededor de una de cada seis personas que contraen la COVID-19 desarrolla una afección grave y presenta dificultad para respirar.

Para protegerse y evitar la propagación de la enfermedad, la OMS recomienda lavarse las manos con agua y jabón o utilizando un desinfectante a base de alcohol que mata los virus que pueden haber en las manos. Además, se debe mantener una distancia mínima de un metro frente a cualquier persona que estornude o tose, pues si se está demasiado cerca, se puede respirar las gotículas que albergan el virus de la covid-19.

Con información de 800Noticias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *