Familias veleñas denuncian robo de encomiendas enviadas desde Curazao

Comparte

Un grupo de familias veleñas denuncian el robo de parte de una mercancía e insumos médicos y  alimentos enviados por sus allegados en la isla de Curazao y que llegó en una embarcación el pasado miércoles 16 de octubre y la cual era trasladada en un camión volteo pagado por los beneficiarios.

Unas 80 familias están afectadas por presunta acción del Cuerpo de Investigaciones Cientificas, Penales y Criminalísticas de la división de Vehículos según informó Elí Galindo y Magda Palemo quienes están en representación de los afectados.

En horas de la mañana de este martes 22 de octubre se dirigieron a la sede del Ministerio Público en la avenida Manaure para exponer su caso ante las autoridades judiciales porque “nada aparece sobre todo los alimentos”, dijo Galindo.

Mientras Palemo denunció maltrato y violación de derechos por parte de los presuntos “funcionarios  bajaron de dos carros me supieron pistolas y me bajaron de mi carro” esto ocurrió cuando el camión llegó a la sede de inspección de vehículos en la avenida Independencia. Según la mujer la acusaban de tomar fotografías y no era así realizaba una llamada  “más nunca volví, porque tenía miedo que me hicieran otra cosa” dijo la dama a quien su hija envió cargamento con ropa, juguetes, calzado y comida para sus dos nietos quien están bajo la tutela de Magda.

Aunque no han podido contabilizar lo sustraído esperan que las autoridades tomen cartas en el asunto, “aunque no recuperemos nada, que se haga justicia”.

Los afectados piden aclaren las reglas de juegos porque “ministros dijeron que comida, calzados, ropa y alimentos no es contrabando cómo es entonces que si retuvieron el camión volteó en el que se trasladaban nuestras cosas, la mercancía no está intacta”. No se niegan a pagar impuestos pero deben aclararse las cosas. El cierre de las fronteras con la isla caribeñas está afectado el envío de ayuda por parte de los familiares residentes en las misma “ellos allá limpian pocetas, trabajan con honestidad para enviarnos y poder subsistir”

El grupo afirma se trata de una encomienda, que llegó en una embarcación y la misma desembarcó en Píritu, ya vía a La Vela en una de las alcabalas de la nacional Morón – Coro el volteo es retenido por parte de funcionarios del Cicpc, de la división de vehículos y desde entonces ha comenzado la travesía por saber dónde está la encomienda y que aparezca la comida.

Bolsos y maletas con comida, ropa, útiles escolares, enseres, teléfonos (algunas personas metieron dólares para su familia en los teléfonos), una lavadora, cámaras de seguridad, paneles solares, cables de corriente y perfumes dentro de la mercancia que fue enviada.

Revelaron ante el retraso dos personas fallecieron por cuanto sus medicamentos venían en el camión retenido. Tanto chofer como ayudante están en libertad.

Joanne López Ch.CNP 12.894

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *