En Trujillo adolescente perdió una pierna por falta de suero antiofídico

Comparte

La vida de la adolescente Sharol Yusleidi Gil Berrios, de 14 años, cambió el pasado nueve de mayo, Día de las Madres, cuando la mordió una serpiente tigre mariposa, pero más que la culebra, la falta del antídoto fue determinante para su estado de salud.

El veneno destrozó su pierna. Se la tuvieron que amputar. Ya le han hecho varias diálisis. Tiene infección urinaria. Tuvo un derrame digestivo que le bajó la hemoglobina aproximadamente a un indicador de tres. Las secuelas tras la mordedura de la tigra mariposa le dejó secuelas, que hoy por hoy, la mantienen en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Universitario Dr. Pedro Emilio Carrillo de Valera.

El suero antiofídico, único antídoto ante el ataque de una serpiente, hay que colocarlo durante las primeras 48 horas luego del hecho, pero en el caso de Sharol, no se le colocó, sino hasta la tarde del día martes. El veneno ya había hecho estragos.

«Mi hija perdió la pierna por falta del suero antiofídico. Los médicos dicen que por eso se la amputaron. Esta situación que estamos viviendo con mi hija Sharol que pierde una piernita es por la falta del antídoto», dijo a La Verdad Zuleidy Torres, madre de la menor.

La mujer afirmó que los médicos están tratando de no cortarle más de esa misma pierna. La niña amerita por lo menos un mes más de diálisis, ya que sus riñones quedaron afectados por el veneno.

Ahora, el llamado se extiende desde su familia, quienes piden ayuda para el tratamiento que debe seguir y para los exámenes de laboratorio que constantemente debe hacerse. Entre los medicamentos que necesita Sharol está el Gluconato de Calcio al 10%, el cual les ha costado conseguir. Deben aplicárselo cada 12 horas.

«Le va ser falta la silla de rueda, unas muletas, quizá una prótesis. Pedimos ayuda a los entes gubernamentales y a todos quienes pueden colaborar con mi niña», dijo su madre, quien precisó que durante la hospitalización, su hija necesita sábanas, cobijas, champú y toallas húmedas.

Con información de Tal Cual

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *