Bienvenido 2021, por Fredis Villanueva

Comparte

Por experiencia podemos decir, que nosotros como seres pensantes, por estos primeros días del mes de enero, tenemos la tendencia de asociar la llegada del año nuevo con la oportunidad de intentar nuevamente lo que no pudimos hacer el año que pasó y, en función a eso, nos encanta hacer buenos propósitos, pero no los llevaremos a feliz término, si no hacemos un cambio dentro de nosotros, evidentemente que afuera nada va cambiar, si primero no cambiamos nosotros internamente. De modo, que estamos en el momento adecuado del año para mirar hacia adelante, esperando lo mejor de los meses que están por venir. 

Vamos a pedirle a Dios Todopoderoso, que este año nuevo 2021 nos repare grandes oportunidades en la que estamos obligados a aprovecharlas, sobretodo, no porque hubo un cambio de año, sino porque somos nosotros quienes tenemos que cambiar de mentalidad, poniendo énfasis en que tenemos que unirnos en la búsqueda del país que realmente nos merecemos, de lo contrario, olvidémonos en tener la Venezuela próspera con la cual soñamos.

Para que no nos vayamos a desviar del tema, les pido que me permitan un paréntesis, es necesito que perdonen mi ignorancia. Fíjense en esta perlita nada más, aquí en Venezuela el salario mínimo es de 1 dólar mensual y en Cuba, era 15 dólares y lo acaban de aumentar a 89 dólares mensual. Ahora menos para entender, por qué razón esté régimen sigue empeñado en ayudar a nuestros hermanos cubanos (como dicen los jerarcas del régimen), en menoscabo de nosotros los venezolanos, sí nuestra situación en todos los contornos del día a día, está peor que la de ellos. De manera, que si no nos unimos, mañana estaremos peor que hoy. Para no hacer más largo este paréntesis, en lo personal a veces pienso: que hay altos políticos dentro de la oposición, que por intereses personales, no les conviene un cambio en el país, menos aún, de mentalidad.

Retomando el tema que nos ocupa hoy, dándole la bienvenida al 2021, esperando que venga lleno de esperanzas, planes, sensaciones y compromisos, digamos entonces, Feliz Año Nuevo, con una actitud fresca y que este nuevo año, todos nuestros esfuerzos den sus frutos en nuestra vida con la ayuda y la bendición de Dios.

Es bastante significativo, poder decir aquí, que sea cual sea, el plan que uno tiene para este año 2021, no podemos dejar de un lado lo que sea bueno para nuestra salud, como por ejemplo: está demostrado científicamente que la gratitud, causa efecto de bienestar en la salud humana. De manera que agradecer lo que uno tiene reduce la depresión y el estrés. También disminuye la presión arterial y desacelera los efectos del envejecimiento.

Asimismo, hay estudios de la Harvard Medical School, que las personas que tienen buenas relaciones con su familia, amigos y en el medio donde se desenvuelve, son más felices, tienen menos problemas de salud y viven más tiempo y mejor… Así, que en la bienvenida de este año, no olvidemos de poner de manifiesto la gratitud, siempre que sea necesario y tener buenas relaciones con las demás personas.

En mi muy humilde reflexión final, pienso: que este año, como los años anteriores la vida nos llevará a conocer nuevas personas y nos vamos a dar cuenta que cada una jugará un rol en nosotros. Algunas personas se convertirán en una prueba, otras nos usarán, otras nos van a apreciar y otras nos darán algunas lecciones que debemos aprender. Pero, vamos a estar a la expectativa, porque Dios nos va poner personas en nuestro camino para recordarnos que nuestra vida importa, ellas son seres de entendimientos que nos van a ayudar y a querer mucho, a pesar de nuestros defectos.

Gracias por haber leído el artículo, si le gustó, ayúdame a compartirlo con sus familiares y amigos.

¡Un abrazo lleno de bendiciones!  ¡Hasta el próximo miércoles, Dios mediante!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *